PRESTAME EL LIBRO.

Estas en tu casa o en tu oficina; llega un amigo o una amiga y mira de pronto ese libro que acabas de comprar. Sí. Ese mismo, que pasaste varios días recorriendo las librerías para encontrarlo y por demás te has gastado un buen dinero.

De pronto hace mucho calor, has estado esperando que llegue la hora para desempacarlo; tomarlo con las manos de un niño con su juguete, tocarlo, acariciarlo; acercártelo a las narices y olerlo.__ ummmm huele rico, huele a nuevo. Me encanta ese olor…. y en eso, que comienzas a fantasear con TU LIBRO; Viene tu amigo o tu amiga y haciendo uso de la licencia estirada de la amistad, te dice:

Pero Homerito, tenes el libro de “LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL NO SER. Una respuesta obligada” ja, ja, ja se regodea y se lame los labios con la lengua; ¡Sos un bandido! y no me lo habías dicho.

Uno comienza a sudar por que ya sabe lo que viene… (no, no, no, San Caralampio, que no lo diga, que no lo diga; te pondré una bonita veladora de las que venden en El Corte Ingles, de esas de colores que huelen al más allá…) y ¡zas! te lanza la pregunta que no quieres oír: El amigo es más parco: “Oye Homero, prestame este libro, te lo devuelvo la otra semana. ¿Te parece?” (de no se sabe qué año pensé, maldita sopa ramen que me hace pensar tan rápido). Te vuelve a ver sin esperar respuesta y en un segundo abre su mochila y lo zampa hasta adentro, por si acaso se te ocurre dudar.

Si por el contrario, es una amiga, el suplicio es aún más agravado: “Homerito, pero que guapo te me has puesto, si te has vuelto todo un galán”, mientras acerca sus manos tiernas y suaves y te soba la pelona. Coquetea contigo y te dice: “Qué lindo este libro, me gustaría leerlo” ella mira tu cara de aflicción y arremete más fuerte, antes de que lo pienses, ella sabe que necesita una respuesta emotiva del macho. (No, no, no, no lo hagas, sabes que viene el ruego y si le dices que no se le saldrá una lagrimita por sus lindos ojos o peor aún se pondrá a llorar y te dirá que no la quieres y que eres un mal amigo….). “Sí Homerito, sí…di que sí….” quieres pronunciar la palabra: ¡NO! pero ella no te deja. Agarra el libro en sus manos, toma su cartera y se despide rápidamente con un beso y te dice: Me voy, me voy, eres un amor Homerito. Te quiero. Y solo logras atinar con un “bueno” “El bueno” que le dices no es un bueno de consentimiento, sino un bueno de pesar, de frustración y de rabia contenida por que ese libro. Sí. Ese mismo que te has comprado y que ha cambiado de manos y de dueño.
Homero.
Mi cuarto.
Marzo 20, 2015.
3:10 p.m.

Anuncios

EL PLACER DE BLOGUEAR: DIEZ AÑOS DE DISFRUTE.

Este año cumplo 10 años desde que abrí mi primer blog 
 
Con esta modesta experiencia bloguera, comparto con ustedes algunos tips que podrían serles de utilidad:
 
1.- Si abres un blog debes gestionarlo eficientemente. Primero calidad que cantidad; esto significa entre otras cosas:
 
a) No satures tu blog de recursos audiovisuales (imágenes enormes, mariposas volando o estrellas cayendo, música de fondo, enormes banner, etc). Es más, recomiendo eliminarlos, sobre todo la música de fondo (si quiero oír música la pongo en mi ipod ¿No es así?) El buen lector busca sobriedad, sencillez,acceder rápido a lo que busca e irse. Si le gusta tu post se quedará leyéndolo  hasta el final y con un poco más de suerte te dejará un buen comentario.
 
b) Escribe y publica tu post en forma breve, redactado de manera sencilla y clara, sin redundancias o construcciones oscuras. Nunca supongas nada “como ustedes sabrán lo que pasó el día de ayer en el Barrio “La Cochinchina…”. Identifica la fuente y cítala: Ej. “El Diario de la Cochinchina publicó el día de ayer un artículo de…. en la que expone tal cosa… me parece que tiene razón… etc). Si es un poema o un texto literario señala si es de tu autoría o de otra persona.
Se recomienda que el lector pueda leerlo de un solo tirón abarcando el tamaño de la pantalla. 
 
c)Utiliza las herramientas tag (etiquetas) y categorías para orientar al potencial lector. Ej. Si es una receta de cocina, tag propuestos: sopa, pescado, “comida nica”; categoría: “Comidas de Nicaragua”.
 
d) Trabaja bien el contenido, se original, no te dediques a repetir lo que otros ya han dicho. Ej: Si vas a publicar un poema de Rubén Darío, destaca tu comentario u opinión sobre el poema. Eso es lo tuyo.
 
e) Se respetuoso con todas las personas, no es necesario decir malas palabras o escribir ofensas para criticar la gestión del gobierno, por ejemplo.
 
2.- Explora, lee y comenta.  
 
a) Es más importante leer el contenido de los blogs que visitas y comentar; que publicar esperando vanidosamente que te lean y te comenten. La regla de equidad es “Te leo y te comento; esperando reciprocidad”. Si tu interés es no comercial; no importa mucho la cantidad de “like” o de visitas a tu página que registre el sistema. Vale más un buen comentario en tu post que mil visitas anónimas que no dejan nada.
 
b) No fuerces los comentarios. Ni los pidas ni los des. A veces uno simplemente lee y no quiere comentar. Nunca jamás dejes un comentario banal. Ej. “linda tu historia chau” y peor aún: “acabo de poner una foto de mi perro, por favor dale “like” por que es su cumpleaños”. No abuses ni de tu tiempo ni el de los demás. 
 
c) Tomate el tiempo para enlistar los blogs o sitios de interés; programa visitarlos cada cierto tiempo. Deja comentarios solamente en aquellos post que de acuerdo a tu interés vale la pena dejarlo.
 
d) Preocupate por tus amigos blogueros, visitalos de cuando en cuando, preguntales como se sienten de salud, como está su familia. Recuerda que no solo son blogueros como vos, sino tus amigos.
 
e) No te metas en líos. En pleitos privados es mejor no opinar.
 
Finalmente, decirte que el blogueo es ocio útil, nunca lo veas como un castigo o una imposición. Disfruta tu actividad bloguera sin sacrificar a tus amigos y familiares. 
 
Abrazos a todos y a todas.
 
 
Homero.  
 
 
 

LA VIBORA Y EL GARROBO

Estaban cerca del camino dos grandes amigos: una víbora y un garrobo discutiendo sobre los humanos. La víbora argumentaba que el hombre estaba lleno de prejuicios y que por eso, no era de fiar; el garrobo más indulgente le decía que era cosa de ganarse su confianza y que por eso hasta podía vivir tranquilamente en los patios del pueblo.

Así pasaron discutiendo un buen rato, mientras tomaban el sol de la mañana; en eso divisan a un hombre que viene caminando  a la orilla del camino de forma distraída.  La víbora le propone al garrobo un plan__ Cuando pase cerca de nosotros,  yo lo voy a morder ligeramente y vos salís corriendo por el camino hasta meterte nuevamente en el monte. Así lo hicieron y el hombre al sentir el mordisco en el ojo del pie, pegó un brinco y exclamó: ¡Ayy! mientras sacudía con la mano el pantalón, en eso miró que el garrobo salía en carrera por el camino hasta meterse al monte y dijo: ¡Ve que jodido el garrobo, yo ni sabía que mordía a los humanos! y siguió caminando tranquilamente.

El garrobo interpeló a la víbora y le dijo: ¡Ajá! ¿viste que no me hizo nada? Esperate, esperate que el Plan no termina mi querido garrobo. Le contestó la víbora, mientras sacudía la cola de un lado a otro.

Al rato, divisaron que venía por el camino otro hombre y le dijo la víbora al garrobo que el plan ahora era al revés, vos garrobo lo vas a morder suavemente y yo voy a salir rápido entre sus piernas y me voy a meter al monte. Así lo hicieron: El hombre al sentir la mordedura del garrobo gritó ¡Ayy! el garrobo se escondió rápidamente y se coló la víbora entre sus piernas, serpenteando veloz y metiéndose entre los matorrales. El hombre al ver la víbora gritó nuevamente dando saltos y gritando como loco:  ¡Ayy!  ¡Ayy! me picó una maldita culebra, mientras daba saltos, lleno de terror ¡Ayy!  ¡Ayy! y en eso se desplomó, quedando desmayado en mitad del camino. La víbora sin dejar de reírse le dijo al garrobo: para que veas, el hombre está lleno de prejuicios y no es de fiar. El garrobo se puso a reír con ella y le dijo: ¡Ya me jodiste! Y siguieron platicando mientras se desplazaban entre los matorrales.

 

Homero.

 

NOTA: Esta historia estaba basada en una que me contó Don Héctor Gaitán Torres, de autor anónimo.

DE CORTINAS SE CUBRE LA NAVIDAD.

Todos estaban felices ese día. Era 24 de diciembre y acababa de salir de la cárcel; María fue absuelta por un jurado de conciencia, acusada de haber acuchillado a su marido, después de tantos años de sufrir golpes y humillaciones. Sus hijos se guindaban de su vestido arrugado y viejo, que había sido aliñado con tanto espero por su madre y decían: “Mamita, Mamita ¿ya no te llevará la policía? Pude ver como retenía con fuerza lágrimas en sus ojos, mientras recibía los abrazos de sus familiares y de mucha gente del vecindario. A su madre, Doña Juanita la costurera, todo el mundo la conocía en el barrio, famosa por remendar ropa y hacer cortinas. Sabe abogado, estoy feliz por que salió en libertad mi hija, ese hombre le daba muy mala vida. Por suerte no lo mató, por que se hubiera podrido en la cárcel. La señora guardó silencio y dirigió su mirada hacia la calle. Era un barrio muy pobre. Lleno de lodo y tierra, basura acumulada en las alcantarillas que desaguan en el crique de “La Bocana”, los perros se encargaban de esparcirla en los patios sin cercos cruzándose de una casa a otra en busca de más basura para saciar el hambre. “Tengo que alistarme abogado, hoy me pagan un dinerito de unas cortinas que hice por encargo”. Le pregunté a Doña Juana cuanto costaba la hecha de cada cortina y me dijo: “Son 4 cortinas, a 50 pesos cada una” ._ ¿Y cuanto tardó para hacerlas ?  Bueno, con este problema de mi hija tardé 15 días haciéndolas, no es mucho pero me da para la cena navideña de hoy. La quedé viendo por un momento y me puse a pensar: ¿Qué podría hacer esta señora con menos de 10 dólares para darle de comer a toda esa recua de familiares? Ahh, mire abogado, compraré 5 libras de arroz y 3 libras de pollo; con eso haré una cena navideña para todos ellos. Que comamos, aunque sea un poquito cada uno. Me puse a sonreír, por que de alguna manera conocía su respuesta. Me despedí de María, de Doña Juana y sus familiares habiendo aprendido que las cortinas no sólo sirven para cubrir las ventanas.
Homero.

EL TAXI RULETERO

(Foto tomada de “El Nuevo Diario”).

Creo que Nicaragua es el único país en toda América que tiene el servicio de taxi conocido como “ruletero”. Del origen de la expresión no estoy seguro, pero podría ser una referencia a la ruleta por que gira y gira. Eso mismo hacen, deambulan por las calles de la ciudad montando y bajando pasajeros que van sobre una misma ruta, establecida al arbitrio del conductor. Funciona de la siguiente manera: Usted le hace parada al taxi o el mismo se encarga de tocar frenéticamente el claxon llamando tu atención. Inmediatamente le dice: “Por cuanto me lleva de donde fue el arbolito 2 cuadras abajo y 1/2 cuadra hacia la montaña” Ja…ja…ja… solo en Nicaragua mis amigos. Allí no hay ni números de avenidas ni de calles. Bueno, el taxero te da el precio: “Lo llevo por 50 pesos” (debe leerse córdobas). Ahora viene el “regateo”. “Lleveme por 40” y el taxero te responde que sí o te hace una nueva oferta: Por 45. Hasta allí llega el regateo. Solo te queda aceptar o dejarlo ir. Una vez montado en el taxi le pides a Dios y a todos los santos que se mueva rápido que no recoja muchos pasajeros por que el taxero es el que manda en su taxi y no el usuario; él decide sobre su ruta a quien recoger o a quien no. Pero no puedes hacer nada. El dinero que has pagado solo te da derecho a que te lleve a la dirección que has dado y no puedes exigir ni exclusividad (a menos que rentes la unidad solo para vos) ni rapidez en el tiempo. Así que ya saben mis amigos, si van por Nicaragua, deben prepararse para ruletear en los taxis. 




Homero.

ESPERANDO QUE WORDPRESS ME DEVUELVA EL CONTROL DE MI BLOG

(Foto tomada de internet)

Desde hace dos días me percaté que mi blog “Homero” en wordpress está intervenido por la administración del sitio.
Puedo gestionar contenidos, pero tengo restricciones para administrar mi blog como legítimo propietario que soy.
 
 
Las causas o motivos los desconozco, solo me aparece un mensaje en mi “escritorio”
redactado en ingles (que yo hablo español, broder) diciéndome: 
 
Tenemos una preocupación por algunos de los contenidos de tu blog. 
Por favor haga click aquí para ponerse en contacto con nosotros lo antes posible para resolver el problema y volver a habilitar la publicación.” 
(traducción libre)
 
Les he mandado 3 correos y nada de que se ponen en contacto conmigo,
así que desde este post les digo con la frente en alto:
 
Señores de wordpress , devuélvanme el control de mi blog
o permítanme cerrarlo.
Todos los contenidos son de mi autoría
y los textos que no son míos 
están debidamente referenciados.
 
Este post está publicado originariamente en mi blog:
“Ventana de Homero” en blogger y reposteado en wordpress.
 
 
Homero.
 
Octubre 11, 2014.
Nicaragua.