DE CORTINAS SE CUBRE LA NAVIDAD.

Todos estaban felices ese día. Era 24 de diciembre y acababa de salir de la cárcel; María fue absuelta por un jurado de conciencia, acusada de haber acuchillado a su marido, después de tantos años de sufrir golpes y humillaciones. Sus hijos se guindaban de su vestido arrugado y viejo, que había sido aliñado con tanto espero por su madre y decían: “Mamita, Mamita ¿ya no te llevará la policía? Pude ver como retenía con fuerza lágrimas en sus ojos, mientras recibía los abrazos de sus familiares y de mucha gente del vecindario. A su madre, Doña Juanita la costurera, todo el mundo la conocía en el barrio, famosa por remendar ropa y hacer cortinas. Sabe abogado, estoy feliz por que salió en libertad mi hija, ese hombre le daba muy mala vida. Por suerte no lo mató, por que se hubiera podrido en la cárcel. La señora guardó silencio y dirigió su mirada hacia la calle. Era un barrio muy pobre. Lleno de lodo y tierra, basura acumulada en las alcantarillas que desaguan en el crique de “La Bocana”, los perros se encargaban de esparcirla en los patios sin cercos cruzándose de una casa a otra en busca de más basura para saciar el hambre. “Tengo que alistarme abogado, hoy me pagan un dinerito de unas cortinas que hice por encargo”. Le pregunté a Doña Juana cuanto costaba la hecha de cada cortina y me dijo: “Son 4 cortinas, a 50 pesos cada una” ._ ¿Y cuanto tardó para hacerlas ?  Bueno, con este problema de mi hija tardé 15 días haciéndolas, no es mucho pero me da para la cena navideña de hoy. La quedé viendo por un momento y me puse a pensar: ¿Qué podría hacer esta señora con menos de 10 dólares para darle de comer a toda esa recua de familiares? Ahh, mire abogado, compraré 5 libras de arroz y 3 libras de pollo; con eso haré una cena navideña para todos ellos. Que comamos, aunque sea un poquito cada uno. Me puse a sonreír, por que de alguna manera conocía su respuesta. Me despedí de María, de Doña Juana y sus familiares habiendo aprendido que las cortinas no sólo sirven para cubrir las ventanas.
Homero.
Anuncios

EL TAXI RULETERO

(Foto tomada de “El Nuevo Diario”).

Creo que Nicaragua es el único país en toda América que tiene el servicio de taxi conocido como “ruletero”. Del origen de la expresión no estoy seguro, pero podría ser una referencia a la ruleta por que gira y gira. Eso mismo hacen, deambulan por las calles de la ciudad montando y bajando pasajeros que van sobre una misma ruta, establecida al arbitrio del conductor. Funciona de la siguiente manera: Usted le hace parada al taxi o el mismo se encarga de tocar frenéticamente el claxon llamando tu atención. Inmediatamente le dice: “Por cuanto me lleva de donde fue el arbolito 2 cuadras abajo y 1/2 cuadra hacia la montaña” Ja…ja…ja… solo en Nicaragua mis amigos. Allí no hay ni números de avenidas ni de calles. Bueno, el taxero te da el precio: “Lo llevo por 50 pesos” (debe leerse córdobas). Ahora viene el “regateo”. “Lleveme por 40” y el taxero te responde que sí o te hace una nueva oferta: Por 45. Hasta allí llega el regateo. Solo te queda aceptar o dejarlo ir. Una vez montado en el taxi le pides a Dios y a todos los santos que se mueva rápido que no recoja muchos pasajeros por que el taxero es el que manda en su taxi y no el usuario; él decide sobre su ruta a quien recoger o a quien no. Pero no puedes hacer nada. El dinero que has pagado solo te da derecho a que te lleve a la dirección que has dado y no puedes exigir ni exclusividad (a menos que rentes la unidad solo para vos) ni rapidez en el tiempo. Así que ya saben mis amigos, si van por Nicaragua, deben prepararse para ruletear en los taxis. 




Homero.

ESPERANDO QUE WORDPRESS ME DEVUELVA EL CONTROL DE MI BLOG

(Foto tomada de internet)

Desde hace dos días me percaté que mi blog “Homero” en wordpress está intervenido por la administración del sitio.
Puedo gestionar contenidos, pero tengo restricciones para administrar mi blog como legítimo propietario que soy.
 
 
Las causas o motivos los desconozco, solo me aparece un mensaje en mi “escritorio”
redactado en ingles (que yo hablo español, broder) diciéndome: 
 
Tenemos una preocupación por algunos de los contenidos de tu blog. 
Por favor haga click aquí para ponerse en contacto con nosotros lo antes posible para resolver el problema y volver a habilitar la publicación.” 
(traducción libre)
 
Les he mandado 3 correos y nada de que se ponen en contacto conmigo,
así que desde este post les digo con la frente en alto:
 
Señores de wordpress , devuélvanme el control de mi blog
o permítanme cerrarlo.
Todos los contenidos son de mi autoría
y los textos que no son míos 
están debidamente referenciados.
 
Este post está publicado originariamente en mi blog:
“Ventana de Homero” en blogger y reposteado en wordpress.
 
 
Homero.
 
Octubre 11, 2014.
Nicaragua.
 

LA NOSTALGICA COCTELERA: NUEVA RED BLOGUERA.

Estimado amigos y amigas de este sitio; el amigo bloguero conocido en “La Coctelera” como Sir Refusenik (David) está promoviendo desde su espacio: “La Nostálgica Coctelera” para que podamos enlazar nuestros blogs (no importa en qué platafoma estén alojados) y mantengamos el contacto bloguero. Los invito a todos y a todas a apoyar esta iniciativa. Yo ya me he registrado desde mi blog master “Ventana de Homero” y desde este blog. También pueden solicitar su ingreso cualquier otro bloguero, aunque no sea de “La Coctelera” solo basta seguir las instrucciones y reglas que aparecen en el sitio. Animo blogueros, recuerden que nosotros somos el alma y nervio de las plataformas.
 
Homero.

EL TRAUMA DE LOS CIERRES DE LAS PLATAFORMAS BLOGUERAS

A propósito del cierre de “La Coctelera”

http://www.lacoctelera.com

Me digo así mismo que no me afecta, que no debe afectarme. Pero sí, me afecta y mucho. ¡Tanto trabajo! Miles y miles de horas/trabajo invertidas por centenares de blogueros que con mucho entusiasmo, tomaron el riesgo de compartir sus intimidades y sentimientos. No hay derecho a quitarnos ese privilegio y placer. El Estado origen de los dueños de la plataforma debería “nacionalizarla”, es decir, quitarles la administración de la misma y hacerse cargo de administrarla, al menos temporalmente, mientras se las entrega a los verdaderos dueños de la misma: NOSOTROS, LA COMUNIDAD BLOGUERA.

Homero.