OYE SE ME HA METIDO UN VIRUS EN MI COMPU…

Ring… ring…

ring… ring…

(Juan levanta el teléfono con dejadez manifiesta)

Aló… Aló…

(Joder quien puta llamará a esta hora)

Oye Juan soy yo la Gladiola.

(Gladiola…¿Qué puta querrá ahora?)

Hola Gladiola… tanto tiempo mi amiga y ese milagro que me llamás a esta hora

(¿Milagro? vaga que no tiene otra cosa que hacer…)

Sí… ¿en qué te puedo servir?

Oye que se me ha metido un virus en la compu y no se qué hacer

Bueno, se me ha metido al correo y está enviando pan para todos lados; eso me ha dicho el técnico…

“Spam…”

No Juan que spam es de cerdo te digo pan de correo…

“Spam”  se dice “spam”  Gladiola.

Bueno, eso… ja…ja…ja… que así me ha dicho el técnico pero me sonaba raro…

¿Y qué te ha dicho el técnico?

Pues que cambie la clave de mi internet pero es que yo no acuerdo de la tal clave y ¿ahora qué hago? Estoy desesperada Juan.

Pues eso está muy malo Gladiola; muy malo. Ese virus además de infectarte tus correos te puede dejar en pelotas…

Uyy ya me asustaste Juan como es eso de que me puede dejar en pelotas. Pues mira Gladiola; que hoy temprano antes que me llamaras recibí un correo de tu virus con una fotografía tuya y aparecías en pelota… o sea, en bola. A como te trajo Dios al mundo. Es la misma foto que me mandaste el otro día pero con tu vestido negro ¿Recuerdas ?

(Juan tapa el auricular y se pone a reír… )

Oye ¿estás allí Gladiola?

Silencio detrás de la otra línea

Aquí estoy Juan y ya me voy; tendré que arreglar cuentas con mi novio…

Adiós.

Juan se quedó con el auricular en la mano y murmuró en voz baja:

Pendeja Gladiola.


Homero.







 

DIA DEL ESCRITOR EN SUDAMÉRICA.

Hoy se celebra el Día del Escritor en varios países latinoamericanos en homenaje al gran escritor Leopoldo Lugones (Argentina); en Nicaragua se celebra el 18 de enero; en conmemoración del natalicio de Ruben Darío. Poeta universal.

A propósito de esta efeméride así veo yo las cosas:

EL PRESUMIDO ESCRITOR. Este no cuenta para la celebración. Habla mucho; presume mucho; va a todos los recitales, presentaciones de libros; crítica mucho y no escribe nada.



Al igual que el anterior; habla mucho y escribe poco; presume mucho y produce poco. Lo podemos catalogar como escritor “vergonzoso”.


Finalmente, el verdadero escritor; o sea, el escribano. El que habla mucho o poco pero escribe con vocación de oficio. Felicidades a todos los escritores.