LA CHICA DEL POEMA RECHAZADO.

Ella era la chica más popular de la clase; también era la mejor alumna.

Todos nos quedábamos viéndola cuando se descuidaba en el cruce de sus hermosas piernas. Y al igual que todos me gustaba también la chica.

Recién había cumplido 13 años y yo algo menos. Se puede decir que yo era un niño y ella una adolescente.

Sabía que le gustaba el hijo del Capitán de la Guardia pero eso no me intimidaba.

Me decidí a proponerle noviazgo y le mandé un poema que le hice como ofrecimiento sentimental.

Lo hice por medio de una de sus mejores amigas por que pensé ingenuamente que en algo me iba a beneficiar.

A los pocos minutos regresó la amiga con mi poema y un papelito que decía:

“Gracias pero no acepto”.

Doblé nuevamente mi poema y lo metí en la bolsa de mi camisa junto con mi vergüenza.

Todas sus amigas se reían y me miraban con ojos de lástima. Ella se levantó coqueta de su asiento y le tomó la mano al hijo del capitán de la guardia. El también se reía.

Años después me la encontré en la calle; a unas cuadras de mi casa y estaba tan cambiada. Obesa, llena su cara de espinillas y barros.

Después de saludarme con algo de asombro; examinándome de pies a cabeza me dijo: “Qué guapo que estas” y sí; no pude evitar la respuesta: “No te puedo decir lo mismo”.

Ella bajó la cabeza; me dio la mano en señal de despedida y se marchó; probablemente con la vergüenza similar a la que tuve un día.

 

Homero.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}