TAL VEZ DEBAMOS DEJAR LAS COSAS COMO ESTAN

Tal vez debamos dejar las cosas como están;
que repose el caldo de las emociones
y tome buen cuerpo o se ponga rancio.

Tal vez debamos quedarnos en silencio
guardar los reclamos para que se enfríen con el tiempo.

Los caminos son hasta agradables
cuando se camina con alguien
que te ayuda a aligerar la carga.

Solo,
se camina con la carga propia y la ajena
y no hay nadie que te de una mano
ni un abrazo en medio de la noche
fría y espantosamente huérfana de sueños.

Tal vez solo debamos dejar las cosas como están
y callar.

Homero.

Anuncios

EL VIEJO ENEMIGO POLITICO

Allí estaba; en el puesto de venta de teléfonos celulares buscando como meterle una recarga al mío.

La mujer sonriente manipulaba rápidamente las teclas de teléfono para ingresar los códigos.

Pensar de que antes no necesitabamos de eso: ¿Nos hemos fabricado una necesidad inflada por el consumismo?

Su voz me hizo regresar a la era digital.

“Listo señor Son 61 pesos.”

A la par, tenía un viejo enemigo político más viejo y con unos kilos de más, quien observaba atento la escena. Sabía que no me había reconocido.

Le di a la joven mujer despachadora un billete de 100  

¿Tiene un peso? Me preguntó amablemente.

“Ese va a ser el problema” le dije revolviendo en mi mochila “Toto”, todos los cachibaches que andaba en ella: celulares, ipod, cámara, baterías, foco, llaves, dinero, grabadora, navaja, libreta de apuntes, bolígrafos, tarjetas de crédito, toallitas de papel, confites, chicles… sigo
buscando infructuosamente el condenado peso…

El viejo enemigo sacó de su bolsillo una moneda y me la ofreció poniéndola en el
mostrador de vidrio.

¿Me la regala? le pregunté para asegurarme.

El viejo enemigo asintió con la cabeza escasa de cabello negro.

Tomé la moneda entre mis manos por que sabía que no quemaba, se la extendí a la joven mujer que seguía sonriendo sin saber nada sobre esa ritualidad entre viejos enemigos.

Tomé mi cambio y di la gracias a los dos.

Después de tantos años; quien iba a pensar que una vieja moneda pondría fin a una rivalidad
ridícula.

Homero.

CONSEJOS A CARGO DE UN MÉDICO PORTUGUÉS PRÁCTICO Y SABIO

Me mandaron esto. ¿Qué piensan?


1. ¿Es verdad que los ejercicios cardiovasculares prolongan la vida.?

Su corazón fue hecho para latir un determinado número de veces… y basta. No desperdicie esos latidos en ejercicios, porque todo se gasta. Acelerar su corazón no hará que usted viva más; sería como decir que usted prolonga la vida de su coche conduciendo más deprisa y dando acelerones. ¿Quiere vivir más?, pues duerma unas buenas siestas.

2. ¿Debo dejar las carnes rojas y comer más frutas y vegetales?

Haga lo que quiera, pero usted tiene que entender la lógica de la eficiencia. ¿Qué come la vaca?… Alfalfa. ¿Qué es la alfalfa?… Un vegetal. Pues bien, entonces, un bistec no es nada más que un mecanismo eficiente de poner vegetales en su sistema. Si su organismo necesita granos o pienso compuesto, coma pollo.

3. ¿Debo reducir el consumo de alcohol?

De ninguna manera. El vino está hecho de fruta. El coñac, por ejemplo, es un vino destilado. Todo esto significa que se saca el agua de la fruta de manera que usted obtiene el mayor provecho de ella. La cerveza también está hecha a base de vegetales y el whiskey de malta. Puede darle.

4. ¿Cuáles son las ventajas de un programa regular de ejercicios?

La filosofía es que, si no le duele, están bien.

5. ¿Son perjudiciales los fritos?

Juzgue Usted mismo… Hoy en día la comida se fríe con aceite vegetal y, por tanto, queda impregnada en aceite vegetal. ¿Cómo puede ser perjudicial ingerir vegetales?

6. ¿Ayudan las flexiones a reducir peso?

Absolutamente, no. Ejercitar un músculo solamente hace que éste aumente de tamaño, por lo tanto de peso.

7. ¿Hace daño el chocolate?

Pero, ¡hombre de Dios! No sea tonto. El chocolate es cacao, y el cacao es otro vegetal. Por tanto, el chocolate es una comida buena para ser feliz.

Y acuérdese: la vida no debe ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar a ella con un cuerpo atrayente y bien conservado. Es mejor ajustar los pies en los estribos, whiskey en una mano, un buen aperitivo en la otra, mucho,mucho sexo,un cuerpo totalmente gastado y usado, y gritar: ‘¡Valió la pena! ¡Qué viaje!’

POSDATA: SI CAMINAR FUERA SALUDABLE, EL CARTERO SERÍA INMORTAL.