SPAGUETTI CON CAMARONES EN SALSA BLANCA.(RECETA DE HOMERO)

Fácil de preparar; cena para dos o para tres… mi propuesta culinaria para este fin de semana que promete amor. La receta es mía y pueden servirse de ella.

INGREDIENTES:

1/2 kilo de camarones medianos (30-40) pelados y sin tripas. 250 gramos de spaguetti (recomiendo el que tenga mejor textura; no compren charrulada) 4 dientes de ajo martajados (que les permita extraerlo por si no lo desean comer) 60 gramos de apio picado. 1 onza de brandy o coñac. (si no tienen pueden ocupar vino tinto seco) 2 tomates rojos cortados en 8 pedazos. 1 pimiento dulce verde cortado en rodajas. 1 cebolla cortada en 8 pedazos y deshojada. 2 onzas de vino tinto seco o de cocinar. 100 gramos de queso parmesano o seco blanco. 1 taza de crema dulce de vaca (natilla) 2 onzas de margarina. 2 onzas de aceite de oliva o de maiz si no tienen. Un poco de orégano, albahaca, sal y pimienta negra.

PREPARACION DE LOS CAMARONES:

A los camarones pelados y limpios se le agrega el apio, los ajos martajados el brandy o 2 onzas de vino; sal y pimienta negra y un poco de aceite de oliva. Se deja marinar por unos 15 minutos.

PREPARACION DE LOS SPAGUETTIS:

Para mientras los camarones se están marinando; se ponen a cocer los espaguettis en abundante agua con una rodaja de cebolla, sal al gusto y le agregan un poco de aceite cuando comience a hervir el agua. 5 minutos y lo retiran del fuego.

El espaguetti se deja en el cazo para que termine de hacerse al punto deseado (sea al dente o más suave, particularmente me gusta al dente)

Para mientras los spaguettis se termina de hacer dentro del cazo; ponemos en una sarten un poco de aceite, cuando esté caliente le agregamos la cebolla, el pimiento y los tomates; pasado 2 minutos le agregamos un poco de vino, sal, pimienta negra, un poco de orégano, un poco de albahaca y una pizca de azucar, rehogamos a fuego bajo unos 5 minutos.

Paralelamente, se pone a calentar una sarten o paila, se le agrega la margarina y un poco de aceite de oliva para que no se queme; se le agrega los camarones moviéndolos rápidamente hasta que agarren un tono blanco; se le agrega poco a poco la crema dulce moviendola rápidamente para que no corte ni se queme; y bajan fuego al mínimo y lo dejan unos 2 minutitos.

Antes de servir se le agrega a los camarones en salsa el queso rayado.

Justo el tiempo que necesitan para sacar los espaguettis y ponerlos en una fuente; al igual la salsa preparada con la cebolla, tomate y pimiento y los camarones; todo por aparte.

Se sirve con una buena botella de vino blanco y pan tostado al horno si lo prefieren.

Buen apetito mis amigos y recuerden que cocinar en familia es más divertido.

Homero.

Anuncios

AQUI ESTARE

Aquí estaré siempre esperándote
sobrecogido
por los recuerdos
vuelven frescas las heridas.

Aquí estaré siempre esperándote
con esta cabeza dura
que no entiende de amores verdaderos.

Azotado nuevamente mi corazón
lo has hecho pedazos
buscando un amor
en un río de piedras y lodo.

Te has marchado como siempre
sin decir nada;
si un beso
sin una lágrima
que enjugue la traición.

Pase lo que pase
aún en las ciénagas

Aquí estaré siempre esperándote.

Homero.

http://www.esnips.com//escentral/images/widgets/flash/esnips_player.swf
Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

OPINIONES Y DECIRES.

Si te pones a escuchar todas las opiniones y críticas que se vierten sobre vos; harías otro libro de tu vida tan grande o más del que has escrito de tu puño y letra.

Es importante escuchar; aprender de los errores, seguir consejos bien intencionados, pero al final debes tomar tu propia decisión. Buena o mala. Y tienes que ser consecuente con ello; no echarle la culpa a los demás por el infortunio que te genera una mala decisión.

A veces no gusta la decisión elegida por que depende de factores externos que no controlas. Responde a miedos y vacilaciones. O responde a intereses de terceros en la que de no hacerlo pueden salir perjudicados o puedes salir perjudicado.

De vez en cuando es bueno seguir corazonadas pero no debe ser la regla; lo pensado, lo medido con prudencia se puede corregir; el exceso emotivo en muchas ocasiones no se puede
enderezar.

Sea como sea, hace tu vida en paz con los demás y si puedes generar felicidad pues mucho mejor para todos.

Homero.

PASTEL DE PAPAS AL ESTILO HOMERO

Siempre me ha gustado cocinarle a mi familia y amigos más cercanos en su cumpleaños; también me gusta cocinar en los míos; a propósito de mi cumpleaños en día 16 de mayo he preparado este pastel de papas al estilo “Homero”; pueden servirse lo que quieran:

INGREDIENTES:

2 kilos de papas blancas sin cáscara y cortadas en trozos de 1 centímetro de diámetro. 2 cebollas cortadas y deshojadas en 16 pedazos. 2 pimientos dulces; uno rojo y uno verde cortados en trozos pequeños. 100 gramos de jamón york o similar cortados en trozos pequeños. (si les hace daño pueden prescindir de este ingrediente) 6 onzas de aceite de oliva o de maíz. sal y pimienta. Pimentón español 6 huevos 1 taza de leche blanca 5 gramos de nuez moscada 1 cucharadita de azúcar 150 gramos de queso blanco seco rayado 30 gramos de queso parmesano.

PROCEDIMIENTO:

En una paila o cazo hondo poner a calentar el aceite de oliva o de maíz; poner a cocer la papa y las cebollas en el aceite; agregarle sal y pimienta al gusto.

A los 10 minutos agregarle el pimiento dulce y el jamón tapar y ponerlo a fuego lento hasta que este tiernita la papa y demás ingredientes. (Unos 15 minutos más)

Una vez que las papas y demás ingredientes estén suaves se saca del cazo y se escurren para que eliminen el exceso de aceite (en realidad no va a ser mucho)

Para mientras, preparen lo siguiente:

MEZCLA DEL PASTEL:

Batir bien los huevos; agregarle un poco de sal, pimentón español, el azucar y la nuez moscada; agregándole poco a poco la leche sin brumas sin dejarlo de mezclar.

Precalentar horno a 200 grados F

En un pyrex de vidrio untarle el aceite que sobró de las papas y acomodar las papas con los demás ingredientes; después cubrirlas con el queso y finalmente agregarle la mezcla del pastel.

Meterlo a hornear unos 30 o 35 minutos hasta que dore; importante es no agitar el fuego del horno; que se haga despacio y con temperatura estable.

Buen provecho.

Se acompaña con un buen trozo de carne de res y ensalada de legumbres frescas.

Homero.

LA JOVEN CHICA DE LA MESA VECINA

Ella estaba allí; intranquila, esperando posiblemente que el hombre mayor que la invitaba; acabara de bailar con otra chica tan joven como ella, con la que compartía mesa y compañía.

Marlon y Esteban desde la mesa cercana observaban impasible la escena de la joven intranquila.

Esteban un joven profesional recién graduado con honores; presumía con su amigo Marlon; me gusta esa chica ¿Crees que debería hablarle?

Marlon le contestó: “No creo, no tienes riales como el viejo que la financia.”

Esteban si responderle giró suavemente su silla y le dijo: Ruego me disculpe por darle la espalda; siendo una chica tan bella es imperdonable de mi parte.

La chica se sonrió y le dijo: “No importa.” Y se llevó a sus labios con cierto nerviosismo una chiva de cigarro.

“Insisto en repararlo”__ le dijo Esteban___ “Podría invitarla a un trago si le parece.” Me llamo Esteban. ¿Como te llamas?

“Susan”__ La chica sonrió nuevamente y se recogió con su mano derecha el copete de pelo que le caía sobre su frente mientras con la otra mano apretaba con fuerza la chiva de cigarro exhalando la última bocanada.

El hombre mayor y la otra chica se acercaron a la mesa, venían de bailar; el hombre mayor la tomaba de la cintura empujándola suavemente hacia la mesa. Antes de sentarse; el hombre mayor abrazó a Susan rodeando la silla donde estaba sentada; le recogió un poco el pelo y la besó en el cuello, justo detrás del tronco de oreja. Susan se sobrecogió un poco.

¿Y mi beso Mario? protestó chillonamente Maryuri; Mario también se le acercó a ella; la abrazó y la besó en la mejía y se sentó en medio de la dos, extendiendo su brazos posando sus manos en sus hombros.

Marlon y Esteban observaban apurando a sorbos su cerveza “Toña” de botella y bien helada.

Sonó una “punta” y Mario y las dos chicas se levantaron de la mesa para ir a bailar.

Justo cuando Susan pasó cerca de la mesa de los dos jóvenes; Esteban rozó con sus dedos la mano de la chica.

Ella solo lo volvió a ver sin decirle nada.

Homero.